Menús de hospital no aptos para todos los públicos: ¿Es realmente mala la comida?

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Menús de hospital no aptos para todos los públicos: ¿Es realmente mala la comida?

La Sociedad Española de Seguridad Alimentaria (SESAL) cree que los fallos en la comida servida en los hospitales se deben a "cuestiones organizativas" de los centros sanitarios y que las quejas de los pacientes son subjetivas.

El brote de listeriosis originado en Andalucía ha incrementado la preocupación por el qué comer y de qué se componen los productos alimenticios que se compran en el supermercado. Entre las dudas que se siembran habitualmente está la comida de hospital, que de forma generalizada aglutina quejas por la calidad de los menús que se ofrecen, las dietas poco variadas o el estado de los platos que reciben los pacientes ingresados. ¿Es realmente mala la comida de hospital?

El profesor titular de Nutrición y Bromatología en la Universidad Autónoma de Barcelona y miembro de la Sociedad Española de Seguridad Alimentaria (SESAL), José Juan Rodríguez Jerez, responde a esta pregunta: "En España, la comida se elabora en los hospitales o es preparada por empresas de catering, pero en ambos casos, existe un servicio de inspección específico para evitar que haya problemas. Se controlan los menús que se ofrecen y que se cumplan las condiciones de higiene. De hecho, es muy raro que se den intoxicaciones alimentarias en el entorno hospitalario por los controles que se realizan, salvo que aparezca algún tipo de producto contaminado de origen".

"Los hospitales españoles cuentan con personal específico, algo no tan común en otros países"

Aunque, no hace falta irse muy lejos para ver que existen excepciones. El ejemplo más cercano está en Reino Unido en donde este pasado verano murieron seis personas por comer sandwiches infectados con listeria en varios centros hospitalarios ingleses. "Se trataban de alimentos preparados, adquiridos y servidos a los pacientes. Afortunadamente, los hospitales españoles cuentan con personal específico, algo no tan común en otros países", apunta Rodríguez Jérez.

Respecto a las críticas y quejas de los pacientes, este miembro de la SESAL asegura que son "percepciones subjetivas" y defiende la elaboración de los platos que se realiza en los centro hospitalarios españoles. "Si es cierto que la comida puede llegarle fría al paciente pero esto responde a cuestiones organizativas del centro y la cocina hospitalaria. Quizás, falta de personal", sostiene.

Fuente: 

Nacho Cortés
ConSalud.es