Las batas blancas son de colores

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Las batas blancas son de colores
El Sespa presenta su plan de humanización de los centros sanitarios, que hace particular énfasis en las áreas de pediatría

Las batas blancas se despiden y llega la ropa de colores. Los sobrios y sosos muros dan paso a paredes decoradas con dibujos infantiles...

Objetivo: "Llevar a cabo un plan de humanización y eliminación de barreras psicológicas que impiden el acercamiento de los niños a los profesionales del área de pediatría", en palabras de Juan José Cañas, gerente del Servicio de Salud del Principado (Sespa).

Cañas presentó ayer el plan de pediatría, integrado en el área de humanización del plan de confortabilidad de los centros sanitarios, que estará en funcionamiento en todos los hospitales asturianos en 2005. Al mismo tiempo, el gerente del Sespa dio a conocer las nuevas instalaciones que el área Materno-Infantil del Hospital Central de Asturias pondrá en marcha en las próximas semanas. El plan se ha iniciado este año en los hospitales Central (Oviedo), de Cabueñes (Gijón), Valle del Nalón (Riaño) y Carmen y Severo Ochoa (Cangas de Narcea). En los restantes centros hospitalarios de la red pública se ejecutará el año que viene.

Entre sus novedades figuran la eliminación de las batas blancas y la implantación de un vestuario de colores para los niños y el personal sanitario. El programa, en el que este año se han invertido 130.691 euros, incluye también el acondicionamiento del espacio con dibujos infantiles en las puertas y paredes a la altura de los niños, así como la individualización de las habitaciones donde los más pequeños podrán identificar la cama con su nombre.

El Sespa ha destinado un total de un millón de euros al desarrollo del plan de confortabilidad. De ellos, 198.440 se han dedicado al área de humanización; 338.188 a la de accesibilidad; casi 300.000 a la de hostelería y bienes de uso; 10.000 a adecuar los espacios libres de humos, y 24.000 al plan de formación.

Dentro del área de humanización, las principales innovaciones afectan a la identificación de los trabajadores, quienes portarán una tarjeta con su nombre, foto y categoría profesional; a la garantía de intimidad en las zonas de admisión y citaciones, y al incremento de la privacidad en las habitaciones de los pacientes.

En el capítulo de accesibilidad, Cañas destacó que "hay una apuesta por la mejora de la identidad corporativa en las instalaciones", que afectará a las áreas sanitarias de Mieres, Jarrio, Cangas del Narcea y Gijón. Además, se han eliminado barreras arquitectónicas en los centros de salud de La Manjoya y Las Regueras.

En el apartado de hostelería y bienes de uso, el cambio principal afecta al área de maternidad, donde el Sespa se ha fijado como objetivo disponer del 50 por ciento de habitaciones individuales antes de fin de año, porcentaje que en el Hospital de Cangas del Narcea se eleva al cien por cien.

El Sespa apuesta por la eliminación del tabaco en los centros sanitarios. Se van a suprimir los ceniceros del interior para colocarlos en las entradas con un cartel que indicará "Apágame aquí"

Fuente: La Nueva España, Oviedo, P. ". / Efe "