JAVIER HORMÍAS

Versión para impresiónSend by emailPDF version

Ingeniero Informático por la Universidad Politécnica Madrid. 30 años desempeñando diferentes puestos hasta alcanzar las Jefaturas de proyecto y de Departamento. 

Director de Soluciones de Fujitsu.  

"Lean en Sanidad", una filosofía diseñada para ofrecer en el ámbito sanitario, procesos de mejora continua para los hospitales y las organizaciones sanitarias. La meta de Lean en Sanidad de Fujitsu, es conseguir que los ámbitos de salud ofrezcan a los pacientes un servicio de calidad, seguro, rápido, sostenible y eficiente, gracias fundamentalmente al buen trabajo de las personas y la eliminación de los desperdicios de los procesos.

Los hospitales contienen una buena cantidad de tareas o procesos críticos y los pacientes deben tener un buen servicio. La metodología que presentamos, se enfoca en conseguir una total eficacia de las organizaciones sanitarias, eliminando las "islas" ya sea en departamentos o en sistemas de información, consiguiendo que el trabajo de las personas sea excelente, ya que se reducen todas las barreras, para ofrecer la mejor manera de desarrollar sus tareas diarias.

En cada proceso sanitario en una organización existen 3 realidades: lo que es realmente, lo que pensamos que es y lo que debería ser. Lean en Sanidad busca identificar inicialmente los principales problemas para conseguir incrementar la satisfacción de los pacientes, la accesibilidad a los servicios y la productividad, todo bajo una importante reducción de costes. Identifica los riesgos a resolver de los pacientes y sus quejas, los elementos negativos de las plantilla y médicos, los departamentos que tienen más rotación, así como quién está proponiendo una reforma o ampliación en su lugar de trabajo, son procesos de mejora que debemos atender y solucionar para rediseñar el trabajo en los hospitales y conseguir profesionales motivados. A fin de cuentas, el principal elemento de valor en un hospital.

Para la aplicación de cualquier de las metodologías existentes, es necesario tener un elemento clave que nos ayude a la toma de decisiones y a valorar si las etapas o fases del procesos son adecuadas  no, ese elemento es la información. El disponer de la información adecuada en el momento adecuado nos podrá ayudar a tomar decisiones de una forma más eficiente y a detectar puntos de mejora en los procesos.

No ha de olvidarse, que cuando se habla, por ejemplo, de la lencería en el ámbito hospitalario, lo que se está prestando es un servicio, donde el que está recibiendo ese servicio es un cliente interno: facultativos, celadores, personal administrativo, de gestión, residentes y los prestadores del servicio están forzados a mejorar dicho servicio y a prestarlo de una forma más eficiente con los mismos o en algunos casos recursos inferiores.

Dado que la toma de decisiones sin información, deriva en gestiones menos eficientes y generalmente con mayores costes y menor rentabilidad, para el área de hostelería, existen medios y herramientas testados para pasar de lo empírico a lo científico.

En el ámbito sanitario existe una gran ventaja y es que las metodologías y herramientas existentes, así como el conocimiento procede de la aplicación de estos en múltiples sectores y países a lo largo de muchos años con resultados muy positivos, se ha comprobado que al aplicar técnicas de sectores industrializados ya maduras en el ámbito sanitario el desarrollo de estos ha sido exponencial consiguiendo superar significativamente los objetivos inicialmente previstos.

En definitiva, comprobaremos como la suma de la tecnología más la metodología, permitirá mejorar la satisfacción de los pacientes y profesionales con ahorros de costes.